Los tableros OSB son tableros constituidos por virutas de madera orientadas en 3 capas entrecruzadas y encoladas con resinas de poliuretano y MUPF (Melamina Urea Fenol Formol). La preparación de las virutas por separado para las diferentes capas del tablero y su especial geometría (con longitudes de hasta 150 mm), así como una perfecta orientación de dichas virutas en las capas del mismo, le proporcionan unas excepcionales características técnicas y un agradable aspecto estético.

Placas OSB

 

Composición


Este tipo de tableros constituye una evolución de los tableros de contrachapado, donde en lugar de unir varias láminas o chapas de madera, lo que se une son varias capas formadas por virutas o astillas de madera, orientadas en una misma dirección. Al igual que en el contrachapado, cada capa sigue una orientación perpendicular a la capa anterior, de tal manera que se consigue un material con un comportamiento más homogéneo ante las dilataciones o los esfuerzos en distintas direcciones.

Las virutas suelen tener tamaños desde 80 mm hasta 150 mm, y se unen con diversos aglomerantes, mediante la aplicación de presión y altas temperaturas.

Los aglomerantes más empleados son las resinas fenólicas, las resinas de poliuretano, y distintos adhesivos basados en urea, formol o melamina.

También es posible incorporar aditivos para mejorar las prestaciones del tablero, bien sea para incrementar la resistencia al fuego, a la humedad, o al ataque de insectos.

 

Características


Los tableros tienen grosores entre los 6 y los 28 mm, y dimensiones en torno a los 2 metros. Su densidad es variable, pero en general suele ser similar a la de las maderas ligeras, en torno a los 650 kg/m3. Sus propiedades de aislamiento, insonorización y resistencia son similares a los de la madera "natural", si bien la incorporación de resinas y aditivos suele conferir características ligeramente mejoradas. Además, gracias al proceso de manufactura, se eliminan los defectos en forma de nudos, rajas, vetas o huecos que puede presentar la madera sin tratar, por lo que a efectos de normativa, los tableros OSB, (al igual que todos los productos derivados de la madera) obtienen mejores resultados.

Según los tratamientos y aditivos a los que se sometan, los tableros de virutas orientadas se clasifican en 4 grupos:

* OSB/1 para interior
* OSB/2
para estructura en ambiente seco
* OSB/3
para estructura en ambiente húmedo
* OSB/4
para estructura de altas prestaciones


Volver arriba